Arístides Hernández Morán en el recuerdo.

Recorrió Fuerteventura para atender urgencias médicas, accidentes, partos en condiciones novelescas o trágicas, y luchó contra toda clase de infecciones ligadas a las malas condiciones higiénicas que existían, consciente de su responsabilidad social como médico. Era el resultado de la lucha continua de su humanismo.