El nombre de la Montaña de Gáldar.

Todavía en los referidos años 70, subíamos al ‘pico’, al que después se añadió, de forma generalizada, ‘de La Atalaya’ tras la raya guiense, pero no encontramos esta denominación hasta finales del siglo XX, lo cual parece lógico dado que el barrio de La Atalaya, como núcleo de población, no figura siquiera en el padrón municipal de 1846.