Entrevista a Lalo Mendoza.

‘Tener una personalidad estética propia también es bueno, huyendo de la globalización y la uniformidad del estilo, porque resta riqueza a nuestro folclore’.